Skip to content

Un gallego en Chile

25 febrero, 2011

El ex-dictador Augusto Pinochet junto al presidente demócrata la la república de Clile Eduardo Frei. Christian Castro, julio 1995

Hace unos años estuve cenando con unos amigos de Gerona y Lise, la viuda de Artur London, figura emblemática del antisovietismo, a quien inmortalizó Yves Montand en la película “La confesión” de Costa Gravas, ¿recuerdan?

Con sus 90 años, Lise London estaba (está ) fresca de cuerpo y de memoria. Nos contó su participación, de veinteañera, en las Brigadas Internacionales; nos habló de London, internado en el campo de Mauthausen con miles de republicanos españoles. Conservaba todo su entusiasmo y mucha energía. Cuando uno de nosotros habló de nuestra guerra civil, pegó un puñetazo en la mesa: “! En España no hubo tal guerra, sino una lucha del pueblo contra el fascismo europeo!”

De ahí se pasó a recordar historias de combatientes. Al saber que yo era gallego, Carles Mc Craig, abogado gironí, nos contó las aventuras de un miliciano llamado Damián Salgueiro, de la provincia de Lugo.

El tal Damián trabajaba en los tendidos eléctricos; subía a los postes y le llamaban “agadunchapinos”. Por envidias del pueblo, que tenía un ligue con la telefonista, tuvo que echarse al monte, donde lo tomaron por Foucellas. Asumiendo la personalidad de este guerrillero, el coitado de Damián, que no tenía ni idea de política, se vio metido en el frente de Aragón con los anarquistas. Inocente y pacifista, lo pusieron de camillero, hasta que le quitó la cartera con el carné del partido comunista a un caído de las Brigadas internacionales. Con este pasaporte, y haciéndose el mudo, logró cruzar la frontera, ya en español, hasta ingresar en el campo de concentración de Argelés.

Al cabo de unos meses pasa por allí el cónsul de Chile en Francia, Pablo Neftalí Reyes, más tarde Pablo Neruda y al fin premio Nobel, en busca de candidatos para refugiarse en Chile.

Remontando en el tiempo, Lisa London nos explicó que La Internacional comunista, el Komintern y Maurice Thorez, habían creado una compañía naviera, France-Navigation,  de cuya flota formaba parte el carguero Winnipeg.

Pablo Neftalí se encargó de seleccionar dos mil pasajeros, y al cabo, fiel y disciplinado, eligió al 90 por ciento de correligionarios suyos; unos veinte socialistas y doce anarquistas que se les colaron, entre ellos nuestro paisano, aunque que ya se iba enrolando.

La travesía fue horrorosa. En su empeño partidista, el futuro Nobel aceptó a 2.400 pasajeros, muchos más de los admisibles. Faltó comida para tanta boca, dieron en contraer enfermedades tropicales, entre ellas el paludismo. Las autoridades norteamericanas los retuvieron largo tiempo en el Canal, sin vituallas y con sol ardiente. Para como, se produjeron incidentes graves entre los comunistas, unos partidarios de Stalin y del internacionalismo, y otros, los miembros del sindicato CGT, que defendía a los marineros y trabajadores del Winnipeg. Al final llegaron diezmados a Valparaíso, donde les esperaba un solo representante del gobierno chileno: el ministro de Sanidad Salvador Allende.

Una vez en tierra americana, nuestro paisano se politiza y entra en el partido comunista. Encargado de las relaciones con los militares, se llevó bien con Augusto Pinochet, cuando éste era leal. Fue amigo de Volodia Tetelboim y de su sucesor en la secretaría general, Clodomiro Almeida. Dícese que tras el golpe de estado, vieron al agadunchapinos subido en un camión militar camino del estadio de Santiago. Y hay quien asegura – y esto ya no se lo cree ni Rita -, que cuando el nuevo tirano pensaba en la suerte de su noble interlocutor, vertía algunas lágrimas de cocodrilo.

Ramon Chao

El País, 30 de enero 2007

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: