Skip to content

Democracias destronadas, de José Castillejo.

23 abril, 2011

Democracias destronadas, de José Castillejo ; prólogo de Rafael Núñez Florencio ; traducción de Ana Clara Guerrero. Siglo XXI, 2008.

A mediados del siglo pasado, José Castillejo observaba que “las democracias están hundiéndose una tras otra” Y se preguntaba: “¿Se debe a que su principios fundamentales fueron un producto temporal de las condiciones del siglo XIX, incompatibles con los requerimientos de las sociedades del siglo XX? ¿Se debe a que algunos países no están educados, no son aptos para este tipo de gobierno? ¿O a que la democracia fue resultado del capitalismo liberal y está siendo barrida por el crecimiento del socialismo, ya sea en su versión comunista o en la fascista?”

José Castillejo y Duarte (el hombre más terriblemente funesto que había nacido en España, según Enrique Suñer Ordoñez [1]) fue un erudito burgués y figura destacada de la vida intelectual española del primer tercio del siglo XX. Ni socialista ni marxista; si esto último fuese, hubiera leído el primer capítulo del Manifiesto comunista, en el que Marx y Engels – los primeros exégetas de la mundialización capitalista – analizan el modo de producción entonces embrionario que salta las fronteras e impone sus mecanismos implacables a la humanidad. El lector se se va a en­contrar aquí unas alusiones reiteradas al carácter y a la psico­logía nacional destinadas a una nueva generación de españoles -“gentes buenas, sanas y laboriosas”, escribió- que renovaran definitivamente al país.  En ese sentido resultó sorprendente que, en las semanas anteriores al estallido de la guerra civil, publicase en “El Sol” una serie de artículos que contenían una profunda crítica de la situación política. El último del 19 de julio, en el mismo periódico, anunciaba la sublevación militar.

Una persona así no tenía sitio en la España próxima a destrozarse, y no tardaría en comprobarlo. A los pocos días de comenzar el conflicto tomó un avión en Alicante para salvar la vida después de haber puesto a salvo a su familia.

Comenzó así un exilio en el que la reflexión escrita sobre la tragedia española ocupó un lugar principal. Inédito en España hasta la muerte de nuestro peor tirano, su obra se centra en los problemas educativos de nuestro país. Siglo XXI se encarga ahora de su publicación.

[1] Citado por Santos Juliá
Ramón Chao, Le Monde Diplomatique, julio 2009.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: