Skip to content

Larbi Ben Barek (1914?- 1992 )

25 junio, 2011

Fué el primero en merecer el aopo de  la Perla negra, mucho antes que Pelé, quien un día diría de él: « Si yo soy el rey del fútbol, Ben Barek es Dios ».

Recordemos de paso que antes que él hubo una bella mulata originaria de las Antillas, cantante de opereta, que animó las veladas del Primer Imperio y que en 1925 se hizo acreedora de un epíteto similar cuando la Revista Negra se preentó en el Théâtre des Champs Elysées.

Hemos visto jugar a  Ben Barek  en las filas del Atlético Aviación (hoy de Madrid) en el estadio Metropolitano, convertido en Calderón. Con aquel Atlético consiguió dos veces la Liga española.

Larbi Ben Barek, huérfano desde su adolescencia, depositado en la inclusa, nació en Casablanca entre 1912 o 1918, según los intereses de los clubes para inscribirlo en la Unión deportiva (US) marroquí.  Así pudo figurar en un partido amistoso con la selección africana y ser descubierto por los cazadores franceses de promesas, quienes en julio de 1938 lo llevan al Olympique de Marsella. En un par de meses y dos goles luminosos al Racing de París  lo llevan al once nacional francés (Marruecos era entonces un protectorado), y juega contra Italia el 4 de diciembre de 1938. Estaba lanzado hacia una carrera vertiginosa cuando le cae encima la Segunda Guerra mundial y ha de regresar a la Union Deportiva marroquí, con la que alcanza cinco títulos de campeón de Africa del Norte.

Al final de la guerra vuelve a la metrópoli, al Stade Français, donde juega durante tres  años. Llega luego la etapa española. En 1948 el Stade Français vapulea al Athlético en el Metropolitano. Los directivos del club español no cesan hasta fichar al jugador que les había vencido, y lo compran con un contrato fabuloso  (17 millones de francos de la época ), ante el estupor e incomprensión de la prensa francesa : “Vended el Arco de Triunfo o la Tour Eiffel, pero no a Ben Barek“. En Madrid, donde lo vimos en las temporadas 1950 y 1951 en la delantera de seda, al lado del  sueco Carlsson, Escudero, Juncosa y Pérez Payá, obtiene dos veces la Liga y marca 56 goles en 113 partidos y cinco temporadas, cuando ya sobrepasaba los treinta años.

Y aún no estaba terminado, como muchos creían. A sus treinta y cinco años ( ¿quién podría saberlo exactamente?) regresa al Olimpico de Marsella. Actúa desde1953 a 1955, desplegando la misma clase, dribling y juego de cabeza. El 16 de octubre de 1954 juega su último partido con el maillot francés contra Alemania. Ese día se convierte en el futbolista que más veces defendiera hasta entonces los colores  franceses  (diecisiete veces en 15 años y 10 meses).

Ramón Chao, 3 junio 2011

Sources : Fou de foot de Guy Roux. Edi. Robert Laffont.

One Comment leave one →
  1. Toño Rodriguez permalink
    23 diciembre, 2011 19:29

    Existen inexactitudes en el relato:
    Larbi,nunca formó parte de la delantera de seda a saber:
    JUNCOSA,VIDAL,CAMPOS,ALFONSO SILVA Y ADRIÁN ESCUDERO.
    Si de la famosa DELANTERA DE CRISTAL:JUNCOSA,BEN BAREK,PÉREZ PAYÁ,CARLSSON Y ADRIÁN ESCUDERO se la denominó así por las continuas lesiones de JUNCOSA,CARLSSON Y BEN BAREK,por lo que se les vió poco juntos.
    El Stadium Metropolitano JAMÁS se convirtió en el Calderón,siendo dos estadios diferentes.
    Lo mejor la imágen coloreada de uno de los más grandes jugadores de su época según manifestaba el propio Pelé.

    SALUDOS DE UN ATLÉTICO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: