Skip to content

El carnaval de Peropalo

27 septiembre, 2011
tags:

Entre las salvajadas que se cometen en un país de la Comunidad europea llamado España recuerdo la de Peropalo, que viví hace tiempo en Villanueva de la Vera, un pueblito de la provincia de Cáceres.

Allá por los años 1980 se había creado en París una asociación llamada “Platero”, de la que formábamos parte Elena Garro, Octavio Paz, Juan Goytisolo, Elena de la Souchère, un servidor y pocos más. El objectivo de “Platero” consistía en defender a este ser pacífico y resignado que es el asno.

Recuerdo que la Asociación me envió a Villanueva de la Vera durante los carnavales. El martes asistí a la salida del ayuntamiento de un muñeco de trapo al que llaman Peropalo. Va el pelele montado en un burro de carne y hueso que soporta toda clase de animaladas, decenas de gayanes en su lomo, palos por el culo y de jotas y tambores ensordecedores.

Tuve que hacer un informe sobre lo que vi; para lo cual me entrevisté con la gobernadora civil, una socialista apellidada Eyzaguirre. Muy amablemente, y con cierta retranca, esta señora me aclaró que no se mataba al burro, y como prueba, el del año anterior estaba ejerciendo entonces de semental. Me puse a reflexionar que si cuando yo era joven me hubieran pegado tal somanta, no existirían ahora ni Manu, ni Antoine ni mis cuatro nietos, maravillosos como todos.

En las fiestas del Peropalo se mezclan elementos realistas, hechos y procesos históricos, con otros de carácter simbólico. Con el paso del tiempo se le han añadido connotaciones que ocultan lo que fue su primitiva significación mágica. Sin embargo, siempre ha prevalecido el personaje central, con fuerte carga antijudaica. Se le denominó Judas, como a otros peleles que se queman en festejos populares los días de semana santa.

El Peropalo de hogaño
Le queremos pa quemalle
Que es un Judas que hacemos
Para afrentar su linaje
Linaje que al mismo dios
Le derramaron la sangre
Y en su rostro le escupían
Pensando que era su imagen

Cuenta la tradición, y lo cantan ciertas coplas, que en el año 1581 los peropaleros fueron llevados a Llerena, sede del Santo Oficio que se encargaba de los asuntos de Extremadura, tras ser acusados de dar muerte a un hombre cada año Los peropaleros aeguyeron que representaban simplemente la muerte de un judío, y fueron absueltos.

Judíos poneos a punto
Que viene la Inquisición
Que ha salido de Llerena
Porque el rey lo mandó

Según lo anales, Felipe II estuvo presente en una representación cuando se desplazó para ser coronado rey de Portugal. Apreció mucho la función y donó a Villanueva albardas y tambores para exitar al burro.

Coincidí en Villanueva con militantes de AADA, asociación de defensa de animales y otros enviados de varios puntos de Europa. Estuvimos muy unidos, pues no se nos veía con buenos ojos. Entre todos redactamos un informe que firmaron miles de personas, y eso que aún no había internet. Ignoro si sirvió para algo.

Radio Chango 21/07/1994. Ramón Chao.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: