Skip to content

De pronto el doctor Leal. René Vázquez Díaz

18 octubre, 2011

De pronto el doctor Leal, de René Vázquez Díaz. Editorial Icaria, Barcelona 2009

Cuando hace unos tres años el jurado del concurso de cuentos Juan Rulfo – que yo creé y hasta entonces dirigí -, le otorgó su premio a Vázquez Díaz, un sentido exagerado de la integridad profesional me impidió escribir sobre el certamen y el autor recompensado. Ahora, habiendo abandonado el cargo y el mando, me dispongo a reparar lo que sin duda fue un error.

Otra disculpa: nosotros habíamos premiado un cuento que ahora nos aparece convertido en una refinada  novela. No me queda justificación alguna. Así que:
René Vázquez Díaz, nace en Caibarién, Cuba, en 1952. Salió de la Isla con 19 años para estudiar Ingeniería Naval en Polonia, de donde huyó durante los días más negros de la Guerra Fría. Tras algunos desvíos, finalmente recaló en Malmö, Suecia, donde reside desde 1975. Es inevitable pensar en el exilio al leer las obras de René Vázquez. De todas se desprende un poso de apego a la tierra y a las gentes de Cuba. Pero no es el cubano un exilio cualquiera, ni Vázquez el estereotipo de exiliado que muchos tenemos en mente. Vázquez se ha caracterizado siempre por su total independencia y, quizá, por un quijotismo que lo lleva a imaginar una salida armoniosa entre los cubanos isleños y los del exterior.

Esta es la intención de esta novela. Con ironía y un luminoso dominio del lenguaje, René Vázquez Díaz sitúa allí al médico Otto Leal, del Hospital Académico de Uppsala, quien llega al Aeropuerto de Miami después de una larga ausencia para participar en el sepelio de su hermano menor, fallecido en “oscuras circunstancias”. En el paraíso del exilio cubano, el doctor descubre que nadie es quien aparenta ser y donde cualquiera puede convertirse en un agente al servicio del enemigo, sea éste quien sea. Si bien allí pensaba curarse de un doloroso asunto de familia y aliviarse de su fracaso sentimental, los entresijos de la enquistada relación estadounidense – cubana le persiguen y martirizan. Él es un hombre honesto víctima de las jugarretas de la historia. De pronto comprende que la moral y el honor no existen en lo que respecta a la guerra sucia de los EE.UU. contra Cuba. Las autoridades estadounidenses dicen estar en guerra contra el terrorismo, pecuando en Miami viven entre otros Orlando Bosch y Luis Posada Carriles, implicados ambos en el atentado contra un avión cubano de pasajeros en el que murieron 73 personas.

Me permito añadir que De pronto el doctor Leal se puede leer como una parábola del laberinto donde se encuentran esos cubanos que actúan, dicen, sin otra intención que ondear la bandera de la justicia. Y, por mi parte, les prometo no perderme ninguna de las próximas novelas de este autor.

One Comment leave one →
  1. Horacio Oliveira permalink
    13 febrero, 2012 21:32

    Dedicat a Mònica (i gracies!)

    De pronto el doctor Leal
    René Vázquez Díaz

    Un cubano cultivado en el frío noreuropeo soñando con paisajes helados de colores congelados y con la vida rota desde el primer párrafo, regresa a Miami al funeral de su hermano menor muerto en circunstancias extrañas. Desde su aterrizaje, el delirio se apodera de la historia y la racionalidad “made in sweden” se entremezclará con la cultura particular del apéndice cubano de ueséi. A través de la nostalgia de los lugares, las conversaciones bullangueras, supersticiosas y febriles; se escucha una radiografía posible de los cubanos de ambas orillas. El toque novelesco y negro se enreda hasta tal punto que, la trama policial y de espionaje caribeño, es una caricatura exagerada sólo posible en la fiebre permanente de Miami.

    Un regalo lúcido, gastronómico, político y nostálgico para la Cuba sin isla.

    El final es tan violento que el lector se queda tiritando. Pensando en un funeral fraternal y cubano, en un paseo otoñal y solitario por Suecia.

    Horacio Oliveira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: