Skip to content

Jean Vigo

27 marzo, 2012
tags:

Con motivo del centenario del nacimiento del cineasta Jean Vigo (1905-1934) hemos vuelto a ver sus grandes películas La Atalante, Cero en conducta y A propósito de Niza. También hemos ido, Ignacio Ramonet y yo, al Canal Saint-Martin.

Fue en estos parajes, durante la filmación de L’Atalante (con Michel Simon y Dita Parlo[1]) donde, aunados el invierno y la humedad de los canales, se agravó hasta la muerte el estado de Jean Vigo. Se trata sin duda de una de las muchas leyendas que magnifican la vida de este “cineasta maldito”, desaparecido joven y en plena actividad, pero en este caso la realidad no difiere mucho de la ficción.

Era hijo de Eugène Bonaventura, alias Almeyreda, que sale del anagrama de « Y’a de la merde » (Es una mierda). Anarquista radical, Eugène fue co-fundador de Bonnet Rouge[2] Gravemente enfermo e implicado en un asunto juridíco-político, lo apresan y esposan delante de su hijo, de doce años entonces. Almeyreda aparecerá “suicidado” en su celda de la prisión de Fresnes en 1917. Desde su adolescencia, Jean Vigo no cesó de acumular documentos para rehabilitarlo.

Según Francis Jourdain [3], el nacimiento de Jean constituye un « milagro del género cómico». Los antecedentes familiares, en cuanto a salud, le eran asaz desfavorables. Su abuelo murió de tuberculosis a los veinte años, y ya vimos que su padre desapareció no mucho mayor que él, tras padecer, entre cárcel y cárcel, cuantiosas enfermedades. Además, toda la familia sufría malnutrición. Su madre Emily logró esconder el embarazo hasta su final, lo que explica que el recién saliese tan escuchimizado. Por si fuera poco, su infancia no fue propicia para su reparación física. Los padres pasaban la vida en manifestaciones y asambleas. “Estaba Eugène en la tribuna analizando la situación política o discutiendo con un adversario, sacaba el biberón del bolsillo y se lo metía al crío en la boca para que se callara”. En una de estas reuniones del verano de 1914, celebrada en el Café del Croissant, asisten al asesinato de Jean Jaurès.

En 1918 sus abuelos lo meten de interno en un colegio con un nombre falso. Los recuerdos de aquella época le servirán para escribir el guión de Cero en conducta, una película llena de humor corrosivo, en la que los alumnos de una escuela se rebelan contra las autoridades. El anarquista Jean Dasté[4]encarna al personaje principal de este film terminado en 1933 y prohibido hasta 1945.

Después de aprobar el bachillerato en Chartres (esta vez con su verdadero nombre) lo dan inútil para el servicio militar por endeblez. El mismo motivo lo aleja en 1926 de la Sorbonne para ingresar en el sanatorio de Font-Romeu, donde se empapa de obras sobre el cine (Delluc, Epstein, Moussinac), así como de “La estética de la luz”, del filósofo Paul Souriau.

Muerto joven como los elegidos ( a los 29 años), Vigo se convierte en un mito semejante al de Rimbaud en literatura. En los años 1950 se le reconoce como un rebelde puro e intransigente, cuya imagen romántica sigue rodando salas de proyección.

______________________________________________________

[1]              Dita Parlo commence à tourner en 1928 et se rend célèbre en Allemagne, en particulier dans les films de Hanns Schwarz. C’est en France qu’elle trouve ses rôles les plus marquants en jouant Juliette dans L’Atalante (1934) de Jean Vigo, et Elsa, l’Allemande qui recueille les évadés dans La Grande Illusion (1937) de Jean Renoir. Sa fraîcheur presque enfantine et son regard grave en font une actrice inoubliable.

[2]              Journal satirique socialiste créé en mars 1913 par Almeyreda et Eugène Merle Tout en menant un combat contre les royalistes, cette publication se compromet avec des politiciens républicains. Lorsque éclate la guerre, il se montre “patriote de gauche” puis redevient ensuite pacifiste.

[3]              (18761958) Francis Jourdain  a été peintre, créateur de meubles et de décorations d’intérieurs, de céramiques, et d’autres objets d’arts décoratifs. À partir des Années 1930, il s’est de plus en plus engagé politiquement et a fini par adhérer au parti communiste français. À la fin de sa vie, il a exercé la fonction de Président du Secours Populaire Français.

[4]              Acteur, metteur en scène et directeur de théâtre (París, 18 août 1904Saint-Étienne, 15 octobre 1994).  Il fut initié au théâtre par sa mère, puis par Jacques Copeau, son beau-père, qui le prend comme élève à l’école du Vieux-Colombier en 1922. C’est Jean Renoir qui le fait débuter au cinéma en 1932 dans Boudu sauvé des eaux. Mais Jean Vigo lui donne ses lettres de noblesse en le faisant jouer dans Zéro de conduite (1933) le rôle d’un surveillant, et surtout dans L’Atalante (1934). Après la mort de Vigo (1934), il revient chez Renoir dans Le Crime de Monsieur Lange (1936), La vie est à nous (1936) et La Grande Illusion (1937).

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: