Skip to content

Eutanasia selectiva

1 abril, 2012
tags:

No recuerdo haberlo contado ; en caso contrario disimulen, que seré breve : en París ando siempre en moto ( unos siete mil kilómetros por año) y en dos ocasiones recorrí media Europa, primero con una mítica Lambretta (Paris-Cabo norte-Galicia-París), después con vespas (París-Fisterra pasando por Avila) y desde hace un año una Honda que elegí por ser del modelo “Rebel”.

Tampoco me voy a meter en estadísticas sobre los porcentajes de accidentes y muertes en moto o en automóvil: inútil sería informarlos de lo que es retesabido. Algunos accidentes tuve que pudieron ser mortales, una caída por San Andrés de Teixido, a donde quería ir de vivo, y otra hace un par de años, en la que sólo me rompí una pierna, y ya es suficiente.

No soy tan inconsciente como se puede deducir por las líneas anteriores : La hecatombe de motoristas que se produce regularmente en las carreteras me incitó hace unos veinte años a solicitar mi ingreso de la Asociación por el Derecho de Morir con Dignidad (ADMG) donde se me acogió con mucho afecto: como a todo el que desee hacerlo: la humanidad entera ha de esforzarse en cumplir el aforismo de Dante: una bella muerte honra toda una vida.

He asistido a varias reuniones de la ADMG y puedo asegurarles que no son nada mórbidas, sino todo lo contrario. La mayoría de los miembros profesamos la fe en el Carpe Diem, y si llega el momento en que ese objetivo nos esté vedado, preferimos que nos ayuden a morir, pues ninguno de los miembros de la ADMG entiende que la moral del sufrimiento judeo cristiana sea tolerable.

En mi caso, espero que si me estrello en una autopista y encuentran entre mis documentos el carné de nuestra asociación, algún médico comprensivo se anime a no martirizarme terapéuticamente para que sobreviva como nuestro querido Ramón Sanpedro.

Y a propósito: hace cuatro años tuve un derrame cerebral con hemiplejia al canto, y a punto estuve, según la ciencia, de quedarme tetrapléjico yo también. Pregunté en mi entorno si en ese caso, alguien me ayudaría a evitar la vida vegetal que a poco no me cae encima. Nadie lo haría, y entonces pasé a una actitud militante.

El resorte que me movió fue muy frívolo, y perdonen si abordo tema tan grave de forma baladí. Teníamos en casa un perro que entendía por Dago y andaba retorcido y derrengado a la provecta edad de 18 años. Nos apiadamos de él, y el veterinario le puso, en mi presencia, una inyección letal. Tengo entendido que también le aplicaron esta solución caritativa al célebre oso “Copito de nieve”(inmortalizado por Barceló). Este gorila, símbolo de Barcelona, padecía cáncer de piel. Los y especialistas que lo atendían decidieron aplicarle la eutanasia, a los 39 años de edad, con el fin de evitar una “agonía extremadamente dolorosa”.

Desde entonces me pregunto: ¿Por qué hemos de endurecernos con los humanos, si somos tan comprensivo con los animales? Creo que lo más horrible que nos puede acaecer a nosotros, humanos sensibles, es el sufrimiento inexorable, los dolores sin compensación posible, y se precisa ser inhumano y cruel para no utilizar los medios de que hoy disponemos para ponerles fin.

En esto, como en las uniones matrimoniales, existen varias clases de dispensas, según se sea rico o pobre, noble o plebeyo. De modo que el derecho a morir con dignidad, la muerte voluntaria, se acepta con más facilidad cuanto más rico o célebre es el personaje: Freud, Montherlant, Arthur Koestler y su esposa, Ernest Hemingway, Bruno Bettelheim, Gilles Deleuze, últimamente, aquí en Francia, Mireille Jospin.

Ramón Chao. Konciencia social, 13.01.2005 

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: