Skip to content

Papas y mujeres

6 abril, 2012
tags: ,

Se dice, y cuento sabido es que cuando Fernando Castiella, a principios de los años 1960 encargado de Asuntos Exteriores, lloriqueaba en El Pardo por las jugarretas que le hacían los otros miembros del gobierno, el general Franco le aconsejaba: “Haga como yo, señor ministro. No se meta en política”.

Sin ánimo de equipararme con un dictador (¡meigas fora!), me atrevo a sugerir a ustedes, yo, periodista, que no crean todo lo que viene en la prensa. Borges decía que no hay que leer periódicos, sino libros. Menos radical, Marcel Aymé adquiría puntualmente el diario y con no menos cuidado lo empilaba en un rincón sin abrirlo. Lo hacía al cabo de un año, y leía los artículos que conservaran actualidad al cabo de ese tiempo.

Digo lo anterior por si acaso cae en sus manos un número del diario argelino “El mujahid” (El Combatiente), que incrusta en su primera plana la condolencia siguiente: “Las autoridades y el pueblo de Ued Koreich, conmovidos por la desaparición del papa Juan Pablo II, presentan su más sentido pésame a la esposa y a los hijos del finado”.

Que se sepa, Juan Pablo II nunca estuvo esposado. De bastante independencia gozó, por lo menos desde que se encerró en el papamóvil. Y descendencia, la única que se le conoce no es filial, sino clónica: un hijo siempre trata de liberarse del padre, mientras que un clon es una reproducción cabal. De modo que Ratzinger no es heredero, sino seguidor. Y continúa mayormente con problemas femeniles.

Uno de los más peliagudos se le prepara para el 2 de julio en un pueblito francés. Geneviève Beney, una muy respetable señora de 52 años, casada y sin hijos, será ordenada sacerdote, si el Dios del Vaticano no lo impide. Oficiarán dos “mujeres obispos”, Gisela Forster y Christine Mayr, quienes habían sido “consagradas” el año pasado por un obispo cuyo nombre ningún papista quiere recordar. Lo que puede hacer Roma es excomulgarla, ya previsto. Lo cual no impedirá que el ejemplo francés sirva a otras, como el no en el referendo danés.

Otras nueve mujeres serán ordenadas (tonsuradas, se decía en mi niñez cuando los curas lucían coronillas) en Canadá en un barco sobre las aguas del río San Lorenzo., y más de cincuenta se preparan a cometer una “trasgresión de conciencia”, tanto en Europa como en Canadá y Estados Unidos. Si sólo eso fuera, “tortas y pan pintado”, como dice Sancho en la cerdosa aventura.

Para más inr , la semana pasada se le casaron dos lesbianas en el mismísimo templo de Nuestra Señora de París. Una irrupción realmente priscilianista: varios jóvenes vestidos con túnicas semejantes a las que llevaba nuestro mártir en “La vía láctea” las declaró “unidas para lo mejor y lo peor”, a lo que siguieron profundos y linguales besos de las recién enlazadas, para terminar a golpes. No ellas, sino el servicio de orden, policía de la catedral y los activistas de Act-Up, promotores de la unión. Como si Juan Pablo creo que II siguiera en vida, Benedicto no sé cuanto acaba de aprobar en francés un Léxico de términos ambiguos y discutibles sobre la familia, presentado por monseñor Andrés Veintitrés. Este mamotreto de mil páginas recopila la doctrina de la Iglesia de Roma y la redefine cara a la evolución de la ciencia y de la sociedad.

Es curioso que la mayoría de los términos glosados implican al sexo (ojo con este vocablo) débil ( eso era antes; ahora no hay quien le tosa) femenino: Contracepción, aborto, pareja, homosexualidad, procreación asistida. “Con la Iglesia hemos dado” advirtió don Quijote a su escudero. Aún no se habían despertado las mujeres.

Ramón Chao. Konciencia social 08.06.2005.       ¡Comparte RadioChango!

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: