Skip to content

Jean Moulin (1899-1943). Plaza del Panteón (V)

3 junio, 2012

En nuestro habitual paseo por París rebelde les llevamos hoy a los lugares frecuentados por Jean Moulin, héroe de la Resistencia contra los nazis.

Foto hecha en octubre 1940 del resistente francés Jean Moulin, nacido en 1899 y muerto durante su traslado a Alemania en 1943. afp.com/AFP

Se cuentan hoy más de mil bulevares, plazas, calles, y 365 liceos o escuelas que llevan el nombre de Jean Moulin; eso sin considerar los centenares de placas. Para nosotros, como siempre fue un clandestino, su verdadera dirección es su último y eterno domicilio, en el que reposan sus restos desde 1964.

Con los años, quien fuera presidente y mártir del Consejo nacional de la Resistencia, se ha convertido en un mito. Tocada siempre por un sombrero de fieltro y una elegante bufanda, su figura se incrustó en la memoria colectiva de los franceses como la encarnación de la resistencia al nazismo y emblema de la Francia abierta y generosa. ¿Por qué camino llegó Jean Moulin a este pedestal? En gran parte se debe a su temprano compromiso con los republicanos españoles durante nuestra guerra. Para él, la lucha contra el fascismo empezó en julio de 1936. Con sus amigos, entre ellos los aviadores de la escuadrilla Normandie-Niemen, organizó el envio de armas al puerto de Alicante, adquiriendo reflejos de secreto y prudencia que le serían muy útiles en su lucha en Francia contra el ocupante alemán.

En julio de 1939, poco antes de la invasión nazi, lo nombran gobernador de Chartres. Ni un año después de ocupar este cargo se niega a firmar un documento redactado por los alemanes, en el que se denunciaba a los tiradores senegaleses de violaciones y asesinatos cometidos en realidad por soldados alemanes. Su actitud le cuesta torturas y cárcel : intenta abrirse las arterias con un vaso roto pero falla y no cede . Devuelto a la vida por los médicos, es destituido por el gobierno de Vichy en noviembre de 1940. Se instala en el sur de Francia, entra en contacto con grupos de resistentes y en octubre de 1941 viaja a Londres, respondiendo al llamamiento del general de Gaulle.

Tres meses después regresa al sur de Francia con una orden del general, escondida en forma de microfilm en una caja de cerillas. Llamado Rex en sus acciones clandestinas, logra convencer a los múltiples grupos de combatientes de que se unieran en un solo movimiento, al mando del general Delestraint.

En mayo de  1943 crea el Consejo nacional de la Resistencia, que se reúne por primera vez en París y acepta la dirección política de gaullista. Mision cumplida.

Jean Moulin no podía imagainar que año y medio después conocería un fin trágico. En una asamblea celebrada en Lyon el 21 de junio de 1943, se presenta la policía alemana. Klaus Barbie sabía que en el grupo figuraba Jean Moulin y detiene a todos los congregados. Uno de ellos, tal Judas Iscariote, lo denuncia al cabo de tres días. Es transferido a la avenida Foch de Paris y luego a un chalé  de Neuilly, lugares donde la Gestapo « interrogaba” a los personajes importantes; por mucho que se encarnizasen con él «no reveló ningún secreto, cuando los sabía todos », escribe uno de sus biógrafos». Ante semejante determinación, Hitler exige que se lo lleven a Berlín. Muere el 8 de julio de 1943 en el tren que lo conduce a Alemania.

Sus restos son depositados en el Pantéon en 1964, después de haber pasado por el Père Lachaise. Todavía resuena en nuestros oídos la voz ronca de Malraux: «…regarde ton peuple d’ombres se lever dans la nuit de juin constellée de torture. /…/ Entre ici, Jean Mou­lin, avec ton terrible cortège. » Los organos y trompetas de la elocuencia del ministro y la impresionante dramaturgia de la ceremonia aportaban al acto el caracter de canonización republicana.

Ver: Jean Moulin à Brou 

Leer:

Pierre Péan, Vies et morts de Jean Moulin, éd. Fayard, 1998 ISBN 2-213-60257-3;

La Diabolique de Caluire, éd. Fayard, 1999.

Laure Moulin. Jean Moulin, éd. du club France Loisirs, Paris, Presses de la cité, 1982 ISBN 2-258-01120-5

2 comentarios leave one →
  1. estela spinatelli permalink
    8 junio, 2012 0:31

    un valiente que murio por sus ideales sin claudicar en ningun momento soporto la tortura estoicamente sin delatar a nadie aunque pago con su vida por una francia libre de la opresion nazi salud compañero jean moulin!

  2. Javier permalink
    27 julio, 2012 17:24

    Él fue un valiente, no como otros que se refugiaron en Inglaterra para dirigir sin dar la cara ni arriesgar la vida…
    El héroe más representativo de la Resistencia es menos conocido que el “cobarde” general que no arriesgaba nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: