Skip to content

Pierre Joseph Proudhon (1809-1865). Rue Coquillière. París (I).

3 marzo, 2013

Pierre_Joseph_Proudhon_1865En un cafetín de esta calle se reunían en 1844 Proudhon y Marx, dos críticos eminentes del capitalismo. La policía conocía muy bien al primero, quien entonces frisaba los treinta y cinco años; en cuanto a Marx, diez años mayor que él, sería expulsado de Francia a Bélgica en diciembre de 1845. ¿Mantenían diálogos de sordos en este tugurio? «A veces discutíamos toda la noche – escribió Marx –; yo trataba de explicarle el pensamiento de Hegel, pero él era incapaz de comprenderlo por no saber ni jota de alemán. » Así se explica que uno hablase de la miseria de la filosofía y el otro pescara filosofía de la miseria.

Marx participa activamente en la vida de los grupos revolucionarios parisinos influidos por las doctrinas de Proudhon, que tanto combatía. En Francia puede permitirse ser un mal economista (dice de él) porque se le toma por un buen filósofo; en cambio en Alemania puede ser un mal filósofo porque se le tiene por economista. En tanto que alemán y economista quiero erigirme contra este doble error. Algunos meses después, sin necesidad de comprender su idioma, Proudhon se entenderá mejor con Bakounín en la mesa de este bolinche.

También en esta calle Proudhon descubrió el amor; él, que a sus treinta y ocho años era un solterón empedernido como se dice a modo de insulto: el 6 de febrero de 1847, tras mucho beber y embaular (que así se explica la cosa) sale a los bulevares con la cabeza rebosante de humo e ideas extravagantes. ¿Fue una de ellas abordar como un corsario, dijo , a Euphrasie Piégard, una obrerilla que se encaminaba confiada al trabajo y pedirle de sopetón su mano;  él, que consideraba el matrimonio como la tumba del amor?

El de ellos fue apacible. Tuvieron muchos retoños, entre ellos cuatro niñitas adiestradas en un colegio de monjas. Cierto es que el precursor del anarquismo no comprendía ni pío cuando Marx se empeñaba en meterle en la sesera que la religión es el opio del pueblo.

A lire: Pierre-Joseph Proudhon : Misère de la Phlisophie (ajouter editeur)

Kart Marx : Philosophie de la misère. Petite bibliotèque, Payot.

André Besson, L’Homme qui fit trembler Napoléon, France-Empire, París, 2002.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: