Skip to content

La mujer loca, de Juan José Millás

21 mayo, 2014

La-mujer-loca

 

La mujer loca. Juan José Millás. Editorial Seix-Barral, 2014.  240 páginas.  17,50 euros.

De esta novela o “antinovela”, como veremos, su autor señala “advertimos cómo el narrador cuenta la historia de un alter ego mío, un especial desdoblamiento que representa lo que le pasa al personaje y lo que le pasa al autor”, explicó éste en una presentación de La mujer loca, pertinente resultado de las destrezas autor, del reportero y el del narrador. Tan bien lo hace Millás, que con humor surrealista describe la psicosis propia y la ajena, sin que sepamos quién es el demente, si el personaje o el autor,  en un alarde de eso que la moderna teoría literaria llama auto ficción. Se trata de un término usado para referirse al pacto ambiguo entre veracidad y fábula. En este modo narrativo coinciden el nombre y, aparentemente, también la identidad del escritor y del protagonista. Borges,  Nabokov y Torrente Ballester lo practicaron como etiqueta o marca. El narrador, al tiempo protagonista y autor,  se identifica en un mismo individuo, dejando al lector la tarea de establecer los límites de la realidad y de la ficción, de separar lo verdadero de lo falso.

Con altas dosis de comprensión y ternura y un buen punto de humor socarrón, Millás trata de resolverlo con la pericia que muestra en sus frecuentes artículos en la prensa, cercanos a los textos de ficción, de la fábula o del micro relato fantástico,.

Su propósito consiste siempre en mostrar lo verdadero y lo falso el través de la intriga. El pensamiento, presentado con humor, la paradoja o la ironía, acaban engullendo la noticia, de modo que en su destilación final sólo queda una lúcida visión crítica de la realidad.

¡Menudo trabajo!; ya que pronto surge Julia, empleada en una pescadería y enfermera nocturna de la paciente terminal Emérita, dispuesta a recibir la eutanasia. Allí el escritor Millàs coincide con el periodista Millás, quien está elaborando un repor­taje sobre la muerte digna y conoce a Julia. Su irrupción en la vida del escritor le inspirará una tensión más literaria. Con ella como musa empieza la confusión, un “híbrido entre reportaje y novela” con “un ingrediente autobiográfico” que le expone más personalmente que en libros anteriores.

Pero la realidad trastrueca los planes del escritor cuando la moribunda Emérita revela un secreto que ha guardado durante toda su vida. A partir de entonces, lo que había comenzado como una crónica periodística se convierte en una suerte de novela en cuya trama se verá involucrado Millás. Al final podemos aplicar a Millás, al reportero o al personaje, la frase de San Agustín“Yo soy dos y estoy en cada uno de los dos por completo” . Y él, Millás, son tres.

One Comment leave one →
  1. Rocio Hernndez Medina permalink
    23 mayo, 2014 3:24

    señor Ramón Chao saludos muchas gracias.

    Date: Wed, 21 May 2014 18:11:01 +0000 To: chiomedina@hotmail.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: