Skip to content

El escritor y periodista Ramón Chao entrará en el Paseo dos Soños de Vilalba

14 agosto, 2015

El homenaje en el que varias asociaciones culturales le dedicarán el décimo Hectómetro Literario está previsto para finales del verano.

El periodista Moncho Paz (i) promueve el 'Año de Ramón Chao' este 2015. ARCHIVO

El periodista Moncho Paz (i) promueve el ‘Año de Ramón Chao’ este 2015. ARCHIVO

Domingo 9 de Agosto de 2015 | Cristina Arias | VilalbaLa asociación cultural Xermolos y la Irmandade Manuel María, en colaboración con el Iescha, A Voz de Vilalba y el Ateneo Republicano de Galicia, homenajearán al escritor y periodista vilalbés Ramón Chao, al que le dedicarán el décimo Hectómetro Literario del Paseo dos Soños de la capital chairega.

El acto, que pretende reconocer la figura y la obra del vilalbés afincado en París, está previsto para finales de verano, entre los últimos días de agosto o los primeros de septiembre, una vez finalicen las fiestas de San Ramón.

Ver la noticia en El Progreso

Anuncios

Ramón Chao recibirá un homenaje en Vilalba, su pueblo natal, el próximo 28 de agosto  

14 agosto, 2015

Chao e PriscilianoEl escritor y periodista Ramón Chao (Vilalba, 1935) recibirá el próximo 28 de agosto un homenaje popular en su villa natal, como reconocimiento a su trayectoria vital y profesional. El acto tendrá lugar en el Paseo dos Soños de la localidad, comenzando a las 12 horas con una calurosa recepción que le efectuarán amigos y vecinos en el Muíño do Rañego, donde se celebrará una mesa redonda en la que intervendrán los representantes de las entidades organizadoras: Afonso Blanco Torrrado (Asociación Cultural Xermolos); David Otero (Irmandade Manuel María da Terra Chá); Moncho Paz (A Voz de Vilalba); Manuel Castro Santamariña (Instituto de Estudos Chairegos) y Juan Luis Pérez Alvajar (Ateneo Republicano de Galicia). El evento cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Vilalba.

A continuación, los asistentes acompañarán a Ramón Chao (al son de la música de Mini y Mero, junto con varios gaiteiros) hasta la escultura conmemorativa -obra de Valdi- que quedará para siempre formando parte del paisaje en el Hectómetro Literario del Paseo dos Soños. El homenaje popular finalizará con un almuerzo de confraternidad en el restaurante A Nova Ruta; en este sentido, la organización aconseja efectuar reserva previa en el teléfono 646 413890.

Ramón Chao nació en Vilalba en 1935 y se crió tocando el piano en la pensión que regentaban sus padres, donde solían hospedarse figuras como Álvaro Cunqueiro. Recibió una beca del Ayuntamiento de Vilalba y otra de la Diputación de Lugo, con las que se trasladó a Madrid para estudiar piano, armonía y bachillerato. De Madrid se fue a París cuando tenía veinte años, con otra beca del Gobierno español. En la capital francesa se hizo periodista, entrando a trabajar en Radio France “porque hablaba gallego”, según confiesa, “pues buscaban un locutor que supiese música y portugués”.

En París, Ramón Chao dirigió emisiones radiofónicas en lengua gallega, que serían prohibidas por el dictador Franco, y fue corresponsal de la revista Triunfo. También trabajó en la prensa y en la televisión francesa y fue nombrado Caballero de las Artes y las Letras por el Gobierno de Francia en 1991. Destacó como crítico Literario en Le Monde y por sus colaboraciones en Le Monde Diplomatique, publicación mensual dirigida por el periodista Ignacio Ramonet. Cuenta en su haber con más de veinte libros, entre novelas y biografías, uno de ellos escrito en gallego, O Camiño de Prisciliano, con cubierta diseñada por el artista Miquel Barceló. Asimismo, su novela El lago de Como, publicada en 1982, fue traducida al gallego en 2008. En la actualidad es el presidente de la Asociación de Amigos de Prisciliano.

2015, Año Ramón Chao. Actividades en Galicia durante el mes de mayo

31 mayo, 2015

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ramón Chao ha estado en el mes de mayo varios días en Galicia, donde participó en numerosos actos culturales. El primero de ellos, en A Cortuña el pasado 20 de mayo, para participar en la sesión de cine-debate sobre la película Arriba España (1976), de José Maria Berzosa, con guión de Ramón Chao y del propio Berzosa. El acto fue organizado por el Ateneo Republicano de Galicia.

Al día siguiente –jueves 21- Ramón Chao protagonizó una cena-homenaje en Compostela, en el marco de las Noite(s) Xove(s) del Mesón de Lázaro. Un reconocimiento que fue muy respaldado por numerosas personalidades de la cultura gallega, que se darán cita en Vilalba (Lugo), la localidad natal de Chao, el próximo 5 de septiembre, en el acto central del “Año de Ramón Chao”, como fue declarado 2015 por unanimidad de las principales entidades culturales de la comarca de Terra Chá: el periódico A Voz de Vilalba, el Instituto de Estudios Chairegos, la Asociación Cultural Xermolos y la Fundación Manuel María.

Y el viernes 22 de mayo Ramón Chao estuvo de nuevo en A Coruña, para participar en la  presentación del libro “Matar a Franco” (Barcelona, Debate, 2015) – ISBN 978-84-9992-378-9. Este acto se  celebró en la librería Lume y contó con la presencia de Antoni Batista, autor del libro, que estuvo acompañado de Ramón Chao y del periodista Moncho Paz. Éste último fue el encargado de entregar, días después, un ejemplar del libro “París Rebelde” –de Chao e Ignacio Ramonet- a Jordi Évole, con motivo de resultar merecedor del premio José Couso a la Libertad de Prensa, otorgado por el Colexio Profesional de Xornalistas de Galicia

El hombre bicolor, de Javier Tomeo

12 febrero, 2015

Maquetación 1El hombre bicolor, de Javier Tomeo, 120 págs Anagrama, 2014.

...El tren atraviesa lentamente el páramo de Resondoff, cruza las ásperas montañas de Jeralpieva, avanza por la comarca pantanosa de Gaggoff -donde se crían las únicas ranas carnívoras del mundo- y se detiene con un resoplido en la pequeña ciudad gótica de Boronburg, en el extremo norte del reino de Burgundia, próspera en otros tiempos pero que hoy apenas cuenta con dos mil habitantes. Antes de continuar, permítanme ustedes que me presente. Me llamo Hermógenes W., he cumplido ya los cuarenta años y tengo los ojos de distinto color. Mi ojo derecho es azul celeste y el otro verde esmeralda.

La misión de este espécimen: recaudar el dinero de los contribuyentes de la ciudad. Cuando baja del tren nadie le espera en el andén y al llegar al hotel resulta que éste no tiene recepción. Telefonea al Ayuntamiento y una voz le informa: «Aquí no hay nadie», y le cuelgan. En la noche comprueba que en ninguna ventana se encienden las luces. ¿La ciudad estará vacía? ¿Habrá sufrido una catástrofe, una epidemia?

Ese mundo insólito de Tomeo no encajaba en los cánones literarios de entonces, cuando imperaba el realismo socialista. Intenta adaptarse, pero ni El unicornio (1971), donde los espectadores a una función son aniquilados uno por uno; ni El castillo de la carta cifrada (1979)  habitado por seres extraños  – a mitad del animal y del hombre -, conocieron una buena acogida. Prueba una vez más, con la historia de un limpiabotas emigrante… “Pero me cansé de mí mismo a las 20 páginas y me acordé de que Pereda lo había hecho mucho mejor cien años atrás. Prosiguió con novelitas de quiosco bajo el pseudónimo de Frantz Keller. “Te pagaban de 10 a 25 pesetas y firmabas con un nombre extranjero porque si no, en este país, no te compraban”. Leer más…

Antonio Rouco Varela, por José Manuel Vidal

2 febrero, 2015

RoucoEl teólogo José Manuel Vidal acaba de publicar una biografía “no autorizada” de nuestro paisano Antonio Rouco Varela. Empezaron a trabajar a cuatro manos en una biografía autorizada…hasta que Rouco rompió la baraja y la obra se convirtió en biografía no autorizada.

Sabemos que el vilalbés no soportaba el tono libre y hasta crítico que José Manuel Vidal llevaba, y éste, a su vez, se negó a censurarse. De la vida privada de Rouco, los vilalbeses estábamos al tango de todo lo que figura en esas páginas…y mucho más. Por ejemplo, yo que lo conozco y traté mucho desde la niñez, no ignoraba que el seminarista era tosco, brutal y testarudo. En el comedor familiar de nuestro Hotel Chao era, junto con Pardeiro, el que chistes más verdes y groseros contaba, el más brutal y violento con las bandas rivales, por lo que se avisaban: “!Cuidado, que viene el bronco Varela!”. Este carácter le dura hasta hoy. Su biógrafo dice que el cardenal “instauró un clima de miedo en la Iglesia católica española, un clima insano, paralizante, que no permitía aunar esfuerzos, que dividía y encerraba a cada cual en su gueto. Miedo que mantenía a los provinciales, a los superiores y a los propios obispos pendientes de un telefonazo y, por lo tanto, sin poder ser libres ni promover la sana libertad de los hijos de Dios entre sus curas, frailes, monjas y fieles. Como consecuencia, se extendió la autocensura y la niebla del miedo lo que recubría todo… Rouco y los suyos no querían teólogos secretarios de los obispos. Querían simples papagayos del magisterio. Y estaban decididos a acabar con todos los que no se plegasen a su santa voluntad”. Leer más…

Picasso y yo

1 febrero, 2015

guernica

En 1951 tenía yo 16 años. Interno en un colegio de curas (Apóstol Santiago de Madrid), practicaba la comunión diaria  (obligatoria) y con todos los alumnos del colegio asistía de claque (llevados por fuerza)  a los actos  franquistas, verbigracia a la manifestación pro-Gibraltar o a la célebre conferencia de Salvador Dalí, ‘Picasso y yo’. Se desarrolló en el teatro María Guerrero ante la presencia de un nutrido auditorio, el 11 de  noviembre de aquel 1951. El organizador fue Manuel Fraga, y el acto se enmarcaba en la I Bienal Hispanoamericana de Arte. Lo cuenta Emilio Romero en su libro “Testigo de la Historia”: “Después de haberse retrasado cuarenta y cinco minutos, Salvador Dalí salió al escenario. Las ovaciones y los silbidos se mezclaron de manera horrísona. . Dalí esperaba el final de la tormenta con impavidez bravucona. Cuando el público dio por terminado su ruidoso recibimiento, se puso en pie como un autómata, puesto que el temporal lo había soportado sentado estoicamente. Sus primeras palabras fueron éstas: “Picasso es español; yo también. Picasso es un genio; yo, también. Picasso tendrá unos 72; yo unos 48. Picasso es conocido en todos los países del mundo; yo también. Picasso es comunista; yo, tampoco”. Aquí empezaron las primeras ovaciones. Leer más…

El lector de cadáveres, de Antonio Garrido

25 enero, 2015

cadaveresANTONIO GARRIDO , S.L.U. ESPASA LIBROS, 2011
ISBN 9788467037586

Novela histórica situada en la antigua China (año 1206) e inspirada en un personaje real -Song Cí-, considerado como el precursor de la investigación forense. Basándose en este personaje, el autor consigue una novela de intriga apasionante, entretenida y de muy fácil lectura.

El autor nos cuenta la historia de Ci Song, un personaje real que vivió en la China de principios del siglo XIII. Este joven fue un adelantado a su tiempo en la investigación forense y un hombre del renacimiento en el Extremo Oriente. Desde su más tierna infancia ya destacaba por su sagacidad. Pero fue en la capital, a las órdenes de un juez de la corte suprema, en que su valía alcanzó metas insospechadas ayudando en el esclarecimiento de ciertos asesinatos.Un muchacho campesino llamado Song Cí, tiene una sola obsesión desde muy pequeño: aprobar los exámenes imperiales para convertirse en juez “lector de cadáveres”; meta casi  imposible para él, pues en la China de principios del siglo XIII semejante oficio estaba reservado a los estudiantes de grandes familias. Sólo los jueces más encumbrados alcanzaban el codiciado título, una élite de forenses que, aun a riesgo de su propia vida, tenían el mandato de que ningún crimen, por irresoluble que pareciese, quedara impune. El cargo pasaba de uno a otro por recomendación -, y él pertenecía a lo más bajo de la sociedad.

Cuando lo conocemos, Song Cí, ejerce de enterrador en los Campos de la Muerte de Lin’an; Allí todo le va mal: Víctima de su padre, maltratado por su hermano, un asesinato donde Cí ayudará a su querido juez Feng a señalar al culpable, un amor no correspondido, engaños,… para terminar siendo un fugitivo de la justicia, no ve más solución que huir de la aldea llevándose consigo a su hermana pequeña, enferma. Tras un viaje lleno de peligros, logra llegar a la ciudad de Lin’an, donde se encuentra la famosa Academia Ming, en la que piensa proseguir los estudios. Injustamente acusado por un crimen, sigue dispuesto a vencer toda clase de penalidades para conseguir su sueño.

Deslumbrado por sus cualidades, pese a las envidias que le acarrean sus métodos, y perseguido por la justicia, el emperador le encargará averiguar los crímenes que en aquellos momentos amenazan con desbaratar la corte imperial.

El autor consigue una excelente ambientación de la época, y gracias a su intensa investigación consigue que entremos de lleno en la antigua China. Sorprende los métodos ya utilizados por Cí Song si tenemos en cuenta la época en que se desarrollan, muy entretenido y recomendable, aporta mucho sobre la forma de vida en China del Siglo XII, y la metodología forense – ya muy avanzada – de aquella época.

Es de agradecer que al final del libro el autor exponga sus fuentes documentales y muestre cómo ha ido utilizando sus lecturas para escribir la novela.

Antonio Garrido (Linares, 1963) es ingeniero industrial. Trabaja como profesor en la Universidad Politécnica y en la Universidad CEU Cardenal Herrera, ambas en Valencia. Su primera novela, La escriba, alcanzó gran éxito en España y ha sido traducida a trece idiomas.